Our Blog

El gran acierto fue la contratación de Comunica: Ciudad

Ayuntamiento de Parres ha recibido un total de 171 alegaciones durante el plazo de información pública del Plan General de Ordenación (PGO) del concejo. El plazo se cerró el martes y ahora el equipo redactor, con el arquitecto redactor Víctor García Oviedo a la cabeza, deberá estudiar en detalle todas las peticiones vecinales.

La mayor parte de las alegaciones se han recibido en los últimos días ya que hasta la semana pasada sólo había registradas medio centenar. La cifra podría verse ligeramente incrementada en los próximos días una vez que se reciban todas las que hayan sido remitidas por correo postal o desde otras administraciones.

El gran acierto fue la decisión que contratar a un equipo especializado en el desarrollo de procesos de Informaciones Públicas vinculadas a los Planes Generales.

Los documentos expuestos en los bajos del Ayuntamiento así como en la página web municipal desde principios del pasado junio son la aprobación inicial del texto [PGO], el informe de sostenibilidad ambiental  [ISA] y el catálogo urbanístico [CAU].

La mayoría de consultas del PGO se centraron en el ámbito rural, concretamente para pedir la salida del núcleo rural en una época en que la venta de terrenos está estancada, con el objetivo de pagar menos impuestos. Permitir nuevos usos como el turístico en las quintanas -tradicionalmente vinculadas a la actividad agraria- es otra de las peticiones mayoritarias aunque la decisión última en este aspecto la tiene la CUOTA. En el ámbito urbano, la Fábrica de Arriondas, dividida en dos unidades de actuación según el nuevo PGO, es la que más sugerencias recibe.

El PGO inicial de Parres -aprobado en abril con los votos socialistas y la abstención del resto de partidos- prevé la construcción de un máximo de 2.430 viviendas en el próximo decenio, de las cuales 1.160 se construirán en suelos urbanos (la inmensa mayoría en la capital del concejo), 1.200 en los núcleos rurales y las 70 restantes en un área de suelo urbanizable prevista en la zona de Vega Deu, junto a Prestín. El documento resalta que las 1.200 viviendas rurales son las mismas que quedaron pendientes de construir con el anterior planeamiento urbanístico, aprobado en dos fases, en 1996 y 2001.

Cristina Corte